La mejor manera de aprender inglés en casa

aprender-inglés-en-casa

Aprender inglés suele ocupar un lugar muy destacado cuando llega el 1 de enero, y realizamos una  lista de cosas por hacer en los siguientes 12 meses,. Pero luego llega la desidia, la falta de ganas o directamente, el olvido, y ese buen propósito acaba quedando colgado hasta el siguiente enero. Sin embargo, una muy buena manera de romper esta tendencia es aprender inglés en casa.

Si no soportas las academias o los profesores particulares, siempre puedes marcarte este objetivo yendo a tu ritmo.  Para aprender inglés en casa sólo es necesario armarse de ganas y reservar un poco de tiempo todos los días para dedicarlo al estudio. Son muchos los que optan por este método con magníficos resultados.

La clave para aprender inglés en casa está sin duda en no hacerlo nunca por obligación. El aprendizaje debe ser algo que uno mismo busque y desee, de lo contrario, cuando el tiempo escasee, ese ratito que se dedicaba todos los días al inglés irá desapareciendo paulatinamente de nuestra rutina diaria, hasta que terminemos por abandonar nuestro propósito de manera definitiva.

El tiempo de estudio es una cuestión muy importante a la hora de aprender inglés en casa. Numerosos expertos en la materia hablan de que 45 minutos al día son más que suficientes para conseguirlo. Pero hay que hacerlo con constancia, buscando un horario fijo e intentando no forzar la situación ni exigirnos más de la cuenta.

Por otra parte, es fundamental combatir el tedio, evitar caer en la repetición y procurar amenizar el estudio. Para ello hay que variar los ejercicios. Aprender inglés en casa no sólo significa dedicar interminables horas a la gramática. Ver series en VO, leer alguna novela adaptada a nuestro nivel o dedicar un rato todos los días a pegarle un repaso a la prensa anglosajona son buenos métodos para dinamizar el estudio. Aunque eso sí, estas actividades deben ser complementarias al estudio en sí y nunca el eje de nuestra actividad.

Finalmente, una buena motivación para aprender inglés en casa es la de plantearse alguna meta u objetivo.  Prepararse para conseguir una titulación oficial es un buen método para conseguir un punto de motivación extra y sobre todo, de fijarse un horizonte temporal para cumplir el objetivo.

Ahora que ya conoces los secretos para aprender inglés en casa, ya no tienes excusa para terminar  dejándolo por imposible.